Suelta los problemas

Los problemas son todas ésas situaciones que se salen de nuestro control y que por lo representan una dificultad, ya que no es de nuestro total dominio. Aunque ellos son una traba para que logres tus objetivos, los problemas se te harán cada vez más pesados si no los sueltas. Pero, ¿cómo se hace para tomar una dificultad y sencillamente “soltarla”?

Ciertamente los problemas encarnan un desafío según lo que pueda pasar con ellos: o aprender a aceptarlos cuando no tienen solución, o enfrentarlos cuando son situaciones solucionables. En ambos casos la cuestión no es el problema, sino la actitud que tienes frente a él.

Hay problemas muy graves y dolorosos, como por ejemplo, una enfermedad incurable; ya sabes que no tiene solución, así que no te aferres al dolor, más bien toma una actitud positiva viviendo cada día a plenitud mientras la enfermedad no empeore. Hay problemas en cambio que son muy simples de solucionar, por ejemplo, un apuro económico que puedes solucionarlo con algunas horas extra de trabajo o vender un bien que te ayude económicamente.

Realmente lo más grave no es el problema en sí mismo sino la forma en que lo abordas, tu actitud frente a la vida.

Si te has habituado a tomar los problemas como reliquias de los que hablas constantemente o a los que le añades una generosa cuota de pesimismo, lo que harás será consumirte en ellos; medita al respecto y toma una decisión clara frente a cada situación problemática y verás como aprendes a soltarlas.

Add Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR