Enséñale a tu hijo a ser emocionalmente asertivo

Los padres tenemos la titánica tarea de inculcarle a nuestros hijos el correcto proceder, a tomar decisiones, practicar los valores, a defenderse por sí mismo y lograr independencia económica; pero se nos olvida un aspecto esencial de la formación en el hogar que es expresarse emocionalmente asertivo.

Parece una actividad muy compleja pero no lo es; se basa en que les inculques la forma adecuada de manejar sus emociones en todo su espectro, desde la alegría hasta el dolor.

Si le enseñas a tu hijo que sentirse triste es normal o que la felicidad que experimenta por tener buenas calificaciones le solidifica su autoestima, aprenderá a expresarle ésas emociones a su entorno siendo asertivo en el modo de comunicarlas. Ten por seguro que el entrenamiento emocional le evitará muchas situaciones incómodas y confusas que surgen como consecuencias de no saber dominar sus emociones.

Dominar las emociones no es, en ningún caso, suprimir lo que se siente; es más bien  buscar la raíz que genera ese sentimiento y canalizarlo lo mejor posible.

Si piensas que este proceso sólo le corresponde a emociones como dolor, tristeza o decepción, reflexiona ¿qué pasa si un niño no aprende a manejar la euforia de la felicidad o la alegría? ¿Acaso no se vuelve un engreído que se vanagloria de sus emociones? Dedícale tiempo a la formación emocional de tu hijo y verás cómo afronta las situaciones de la vida de la mejor manera posible.

Add Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR